Memorias 2013

Cuantas tardes observando el cielo,
mirando fijamente el mosaico de colores fríos
esperando que en algún momento llegarás y te sentarás a mi lado.

Y luego recuerdo que el tiempo es un regalo efímero,
que si lo aprovechas bien lo recordarás con gran felicidad,
pero si lo inviertes en cosas vanas e insignificantes los recuerdos se esfuman .

A veces olvido algunas páginas de mi libro (vida) no porque quiera sino
cuando la razón lo requiera.


¿Por qué recordar cosas tristes? Si es mejor guardar memorias dulces que te alegran el corazón.

Tags:

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *