3 años y 17 días

«El tiempo pasa muy rápido» y creo que muchas personas lo han sentido alguna vez. Recuerdan: ¿Hace cuánto tiempo estuvieron en la primaria? ¿Cuándo fue la primera vez que vieron el mar? ¿Cuándo se rieron hasta llorar por el chiste que les contó su mejor amiga? y así muchos momentos han pasado y dices: «Vaya, el tiempo es efímero».

Yo recuerdo muchas cosas buenas de mi vida y otras quisiera olvidarlas; pero, gracias a la memoria selectiva puedo guardar aquellos momentos que me robaron una sonrisa. Aunque las cosas aparentemente malas son lecciones de vida que contribuyen a mi «yo» de hoy. 🙂

En este post les hablaré de un día especial » 20 de enero» sí, el día en que me gradué de Comunicadora Social. Fue un día emotivo; tenía ganas de reír, llorar y correr. En mi mente pasaba un letrero animado: ¡Al fin!¡Lo lograste! ¡Meta cumplida!. Al fin se acabaron mis largas citas con la tesis, ya podía viajar un poco y después conseguir un empleo.

Y así pasó nuevamente el tiempo, ahora estaba en la búsqueda de empleo, dejaba Hojas de vida, enviaba correos y hacía contactos en cada lugar que visitaba. Lo interesante de esta etapa es que viajé mucho y conocí buenas personas, lugares hermosos y tuve anécdotas geniales.

Trabajé en algunos lugares que poco tenían que ver con mi carrera, digo poco porque la buena comunicación la utilizamos a diario, disfruté cada tiempo.

  • Fui maestra de niños, aprendí a desarrollar la paciencia y dar abrazos con amor.
  • Fui secretaria, aprendí a ser más organizada y puse en práctica mis habilidades de comunicación.
  • Fui CCO, creadora de contenidos para sitios web, desarrollé más la habilidad de redactar y entrevistar.
  • Fui Gerente en una empresa de consultoría empresarial, entendí la gran responsabilidad de ser un buen líder.
  • Fui niñera,  camarera, vendedora, entre otros.
Entrevista con Dean Curtis, Co Fundador de Interweave Solutions y Diego Lizano, Director de Interweave Solutions para Latinoamérica.

En cada lugar que estuve traté de aprender lo mejor con la finalidad de que este conocimiento me ayudaría en algún momento; pero, en realidad todo lo que adquirí me dio un plus como profesional.

Después de unos meses me reuní con dos colegas que estaban en la misma búsqueda y finalmente nació una idea: «Crear una radio digital». Empezamos con un podcast llamado «Al aire sin antena» ; me encantó la idea porque entrevistamos a las personas en la calle, editamos audios y manejo de redes sociales. Actualmente inauguramos la radio llamada «ESA»  por las inciales de los nombres de los fundadores (Eddy, Santiago y Ana). Me dedico al manejo de redes sociales, soy locutora en Poder Interior, creadora de contenido en mi blog «Ana Comunica», Periodista (Freelance), Maestra de Ceremonia y hace poco cumplí un sueño escribí «La Libélula Púrpura» un cuento infantil, ¡Soy escritora! 🙂

No estoy diciendo que mi situación económica sea la mejor, pero si estoy trabajando en mis sueños. Nunca me rendí aunque muchas oportunidades se me escaparon de las manos sin tener una oportunidad y si eso te pasa ahora elimina los malos pensamientos «no soy bueno», «no soy un excelente profesional», sólo es porque aún no descubres el gran potencial que hay en ti.

Ahora, después de contarles un poco de mi vida quieren saber ¿Por qué escribí este artículo? la respuesta es sencilla porque sentí que hay muchos como yo; «soñadores». Quiero animarte a que busques tus talentos y los explotes, sí, tú eres capaz de hacer grandes cosas, sólo necesitas un poco de confianza e inspiración. No te desanimes si no recibes el trabajo deseado, capacítate en la utilización de herramientas digitales ( si hay cursos gratuitos), crea tus propias oportunidades y se feliz.

Soñador/a me despido espero haberte ayudado un poco.

Deja tus comentarios

Nos leemos pronto,

Ana Verónica Parra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *